Entrevista Revista Digital

X

Entrevista Revista Digital


– La razón por la cual estamos hoy aquí no es una, sino demasiadas. Pero comenzando a estructurar de alguna manera nuestra reunión, háblanos sobre “Metáforas Negras” y su proceso en cuanto a la realización íntima de esta.

– El libro “Metáforas Negras” fue escrito durante el año 2000, a partir de una búsqueda íntima con respecto al oficio de ser poeta. De hecho el texto se enmarca en la idea de la fuerte crítica al estigma social que implica ser poeta y ser artista. Esta disquisición se inicia después de un proceso poético intenso y de un crecimiento personal que me lleva a cuestionar la necesidad del ser humano por materializar en el afuera un rebuscado y complejo mundo interior. Ahora bien, es necesario señalar que comencé a escribir poesía desde los 9 años; poesía erótica, poemas para eventos escolares y concursos, prosa poética y poesía por encargo (mis compañeras de Enseñanza Media me contaban sus historias amorosas y luego me pedían que las tradujera en poemas). Luego entre 1992 y 1998 intenté jugar con las palabras de manera obsesiva y esto derivó en una gran cantidad de poemas recopilados en libros como: – “69 Poemas y Otras Manías” – “El Nacimiento de una Rosa” – “Infierno en Ruinas” – “El Regreso al Infierno” – “Poemas Malditos” – “El Sepulcro de los Lamentos” En el año 1998 decidí seccionar los poemas más representativos de este período los recopilé en el libro “Nos veremos en el Infierno”. Este trabajo se tradujo en una publicación autofinanciada. Posteriormente escribo: – Réquiem de la Muerte – Luxfer (texto que habla de vampiros, licántropos y brujos) – Melencolía (para Michel Garrido) – Metáforas Negras. Publicado por Editorial RIL en diciembre del 2002. – Maeror Demens. Publicado por Editorial Brazo de Cervantes en el 2004. – Diabolus in Musica (2006)

“Hermanos, quizá nuestro arte madure pronto Luego de su larga fermentación juvenil, Y alcanzará la suprema belleza…” (Hölderlin “A los Poetas Jóvenes”)

– En relación a esta cita ¿Cómo ha sido el proceso madurativo desde “Nos Veremos en el Infierno”, la cual fue tu opera prima hasta tu reciente publicación?

– El “proceso madurativo” ha sido arduo, la inspiración, trabajar la metáfora, esculpir la palabra es muchas veces un camino doloroso y solitario. Es por ello que decido estudiar CASTELLANO, ya que necesitaba los rudimentos necesarios para poder trabajar la palabra y darle forma a las ideas que iban brotando. A medida que ha transcurrido el tiempo puedo decir que he variado de una poesía rebuscada, surrealista e íntima hacia una temática más depurada y conceptual. En este momento trabajo en un libro inspirado en La poesía dura y terrible y en otro inspirado en el significado de los nombres. Los conceptos de muerte, infierno, sexo, locura y delirio han estado presentes en todos mis textos como una suerte de metáfora obsesiva.

– ¿De qué manera te involucraste en la publicación y edición de “Metáforas Negras”?, ¿Cómo fue éste proceso?

– En el año 2002 me comentan que la Ilustre Municipalidad de la Florida posee una cantidad de dinero para fondos concursables, entre ellos está la categoría literaria. Decido, entonces, presentar el texto “Metáforas Negras” (guardado desde el 2000) al concurso. Gracias a ese buen dato obtengo un premio de medio millón de pesos que me permite dar curso a la publicación del libro en la Editorial RIL. El proceso tiene diferentes partes: seleccionar la portada y los colores, el formato, el papel, la tipografía, los agradecimientos, etc.; como el dinero provenía de mi bolsillo me di el lujo de participar activamente en la producción del material.

– En nuestro contexto actual, contingente por así llamarlo ¿Cuál es la significancia de publicar aquí en Chile, un país que de cierto modo vivió un proceso poético bastante intenso y que lamentablemente hoy difiere a aquello?

– Publicar en Chile es absolutamente importante, sobre todo para demostrar que los jóvenes chilenos que tenemos tripas, agallas y cojones podemos hacer realidad nuestros sueños. Publicar en Chile es difícil, introducirse en el mercado también. Sin embargo, soy una mujer con corazón y “aperrada”, con una poesía absolutamente underground y oscura y esta mujer no tiene miedo a construir un camino con sus propias manos, si es necesario, para andar una senda. Con Stella Díaz Varín conversábamos hace poco con respecto a nuestro país y la idea de generar un movimiento literario que nos sitúe con más fuerza en el ámbito nacional. Se extrañan las jornadas en las cuales los artistas compartían sus obras, se criticaban y se daban una mano cuando era necesario, pero aún así este país se mueve y hace cosas importantes. Mi percepción y opinión absolutamente personal es que el país está dormido y drogado con Internet, Play Station, vacíos programas de televisión, Drogas y Alcohol. Pensemos en los Poetas Malditos (Baudelaire, Rimbaud, Verlaine, Mallarmé) quienes a través de la droga y del alcohol buscaban inspirarse y crear a partir de las situaciones límites y extremas; no como en la actualidad que las drogas se han vuelto una forma de escapismo cómodo para no ver, no asumir y no cambiar la realidad. Pensemos también que durante el año 2003 junto con el grupo BACHELOR y muchas veces acompañada de los poetas: Simón Fierro, Mauricio Torres- Paredes, Gregorio de las Heras, entre otros y así también con el grupo DERRAME (surrealista); he participado en numerosos recitales poético – musicales: ABSOLUTAMENTE GRATUITOS para el público. A estos eventos llega gente, pero uno espera siempre que lleguen más personas y, fundamentalmente, que lleguen aquellos que critican y que señalan que en este país no se hace NADA y que lo “poco” que se hace siempre es CARO. Por ello para mí es tan relevante sentir que NO voy con la masa y que aún cuando pudiese parecer que el ambiente es adverso hay un grupo de personas que le está torciendo la mano al destino.

– Realmente quede impresionado con la estética y fotografía del libro, probablemente haciendo referencia al sentimiento erótico y maldito de este ¿Gracias a quién ocurre aquel diseño y estética?

– Por esas casualidades de la vida me presentan a René Hormazábal Durand, el cual estudiaba Licenciatura en Arte en la Universidad de Chile; Me agradó su trabajo como artista, tanto así que la portada de mi primer libro “Nos Veremos en el Infierno” fue nuestro primer trabajo. Luego en 1997 René necesitaba una modelo para su cátedra de Fotografía, conversó conmigo, puesto que yo había posado para un pintor con anterioridad, y me propuso que posara desnuda. Con esas fotografías René obtuvo la Ayudantía en la Cátedra de Fotografía y yo como en una profecía le dije “Quiero que éstas sean la portada de mi próximo libro”. Tuvimos que esperar hasta el 2002 para ver concretizado nuestro trabajo y si mi amigo quiere seguir trabajando con esta loca de seguro será el diseñador de los próximos trabajos.

– Tomando aquel sentido erótico y maldito ¿Por quién te sientes influida, intervenida y poseída? ¿Cuáles son los autores y realizadores (artistas) de tus preferencias?

– Puedo señalar varias vertientes, en música: BACH, MARIN MARAIS, MOZART, BEETOVHEN, OCKEGHEM, SWEELINCK, TOMKINS, etc. En pintura: El BOSCO, GOYA, DALÍ, FRIDA KALHO. En Literatura: Los Cantos de Maldoror, Comte Lautreamont; La Extracción de la Piedra de la Locura, Alejandra Pizarnik; La insoportable Levedad del Ser, Kundera; Filosofía en el Tocador, Sade; Trópico de Cáncer, H. Miller; El Túnel, Sabbato; Poesía Explosiva, Enrique Gómez – Correa; Las Flores del Mal, Baudelaire; Una Temporada en el Infierno, Rimbaud; “Don Quijote”, Miguel de Cervantes y Saaverda. Transito entre el erotismo y lo clásico, entre el Barroco y el Surrealismo, entre el Death Metal y la Viola da Gamba, entre las tocatas metaleras en bares y tugurios y los órganos de tubo de las iglesias de Santiago.

– Cuando me dedicaste tu libro, en aquel escribiste “Aquí van estas letras enfermas…” ¿Por qué siento en aquellas letras enfermas las sórdidas melodías del rock y el metal, será por que te conozco, será por que realmente hay fuertes influencias musicales en tus palabras?

– Soy Thrasher. Desde que cursaba el Séptimo Básico (12 años, 1987) estoy escuchando Metal. Comencé con Possessed, Artillery, Testamet, Slayer, Cannibal Corpse, Mercyful Fate, Metallica, Accept, Over Kill, Grave, Massacre (chileno), Necrodead, Sadism, etc. Mis amigos de la infancia son Thrasher de la vieja escuela y la mayoría de ellos músicos. Me involucré en la escena nacional desde temprana edad, mucha tocata en la sala Lautaro, viví en Gran Avenida hasta los 24; mi familia y mis amigos todavía viven en San Miguel. Mucha locura en el Manuel Plaza, en el Anfiteatro San Miguel, en el Paseo Las Palmas. Mucha de mi poesía se escribe a partir de la música, en ella pretendo lograr musicalidad y fuerza; la misma fuerza que posee el Death Metal, la oscuridad del Black Metal y el delirio del Extreme Metal. Mis amigos me han mal acostumbrado con la música, los veo ensayar o tocar y me inspiro, me conmuevo; la música me provoca y creo que eso se nota en mis letras. ADKAN, MELEKTAUS, CRIOGENIA, OCCIDENS, MASAYA, BACHELOR, ESQUIZOFRENIA; por nombrar a algunos; han hecho que mis versos se infecten con sus acordes, sus tritonos y sus silencios.

– Hemos hablado del metal de la vieja escuela, de los thrashers y del rock, siempre en relación a tus vertientes como artista, y también como público y espectador de este proceso que lleva un buen par de décadas¿Cómo se desafía o se enfrenta el haber convivido con aquellas realidades y antecedentes de nuestra escena y de pronto encontrase en un sistema como es el de ahora, en un proceso bastante más híbrido y nebuloso?

– Con mi personalidad desafío y enfrentamiento son una constante. Extraño los viejos tiempos; tengo nostalgias de ese “ejercito”, de la fuerza de los ochenta. Tengo confianza en que los Thrasher despierten. El ambiente está rancio, veo poco estudio, poca dedicación, poco sustento filosófico y esotérico. Yo aporto mi grano de arena mostrándole a algunos el paralelo entre el antes y el ahora; pero son pocos los que quieren escuchar, asumo que es mucho más cómodo recitar de memoria el listado de mp3 que cada uno guarda en su computador y vestirse de riguroso negro para “ser metalero” que pasar jornadas arduas: aprendiendo latín, leyendo a Crowley, Matters, La Vey, distinguiendo una corchea de una fusa, la diferencia entre satánico y luciferino o la diferencia entre un tetracordo mediador entre la tierra y el cielo y el tetracordo que puede representar el doble divino. Porque les recordaré, a aquellos que se les ha olvidado, que la música es una zona intermedia entre lo diferenciado (material) y lo indiferenciado (la “voluntad pura” Schopenhauer). Por ello la música se utiliza en los ritos y liturgias así como el fuego y el humo… Por ello, para no dejarme llevar por la decadencia me recito de vez en cuando estas líneas de Athanasius Kircher que aparecen en su texto “Musurgia Universalis” de 1662 : “La música de la naturaleza comprende la naturaleza de todas las cosas es, pues, la gran música del mundo, la maravillosa correspondencia de los cielos de los elementos y de todas las criaturas está, pues, en especial la música humana que consiste en la armonía del cuerpo humano o de sus sentidos internos o externos” Y, también recuerdo este otro pasaje de Kircher: “Los Filósofos de la Antiguedad consideraban que el mundo estaba constituido por una armonía perfecta, es decir, que desde la tierra a los cielos había una octava perfecta” Lo que más lamento de esta nueva generación es que tienen las claves de la creación y de la destrucción en sus manos y no se dan cuenta. La música es el arte perfecto, pero también el más peligroso.

– Casi una pregunta de antología ¿Cuáles son para ti los momentos históricos e inolvidables del Metal Chileno?

– Casi una pregunta de antología ¿Cuáles son para ti los momentos históricos e inolvidables del Metal Chileno?

– Las tocatas de $ 500 en la Sala Lautaro en Gran Avenida o las del Manuel Plaza que incluían incluso rotura de Biblias y desangramiento de algunos animales. Pero lejos lo más intenso MASSACRE jugando fútbol con una cabeza de chancho para el lanzamiento de su disco.

“Ser Poeta es una ilusión maldita de los muertos. El poeta no existe. No es capaz de vivir en ninguna parte. A todos molesta.” (Leonor Dinamarca ” Ser Poeta es una ilusión maldita de los muertos”)

– Cuándo escribes estos versos se siente en ellos un temor, y quizás un despecho de no querer ser una poeta, idea que persiste a lo largo de tu obra ¿Cómo es esto, acaso un sentimiento encontrado?

– Absolutamente. Tengo sentimientos encontrados con respecto al asumirme como poeta, ya que si bien es cierto es un trabajo fascinante el costo es altísimo. En primer lugar, el costo es que muchas veces uno se encuentra hablándole a gente que parece estar viva pero en realidad está muerta, gente que dejó de soñar y de luchar. En segundo lugar, el poeta frecuentemente “asusta” con su forma de ser, de vivir y de ver el mundo y con mayor razón si es mujer, esto genera una gran cuota de soledad y es allí donde viene el cuestionamiento con respecto a seguir el oficio de artista o vivir una vida cómoda, con familia feliz y con noches que serán siempre las mismas noches y domingos que serán siempre los mis mismos domingos y…. y…. Y YO PREFIERO el camino más difícil, pero el más entretenido. Lo que debe quedar claro es que asumo responsablemente el costo, sé en lo que me estoy metiendo, estoy enamorada de mi trabajo y no me asusta vivir. Como poeta no busco la fama, jamás me ha interesado ser superventas ni nada que se le parezca; muy por el contrario, lo que pretendo es que mi voz resuene, que haga eco, que sea un espejo en donde otros puedan encontrarse. Para no errar el rumbo debajo de mi almohada atesoro las siguientes frases: – “Leonor, tú estás viva de milagro” (de mi única amiga, Carolina Jorquera Martínez). – “Recuerda Leonor, las poetas siempre nos quedamos solas” (de Stella Díaz Varín). – “Yo sé quien soy y sé quien puedo ser” (Miguel de Cervantes y Saavedra, “Don Quijote”) Como podrán percibir, entre el cielo y el infierno… prefiero el Infierno.

– Muchos realizadores, artistas, y en este contexto poetas, como el gran Alejandro Jorodowski pregonan una idea bastante metafórica e idílica sobre la poesía, que dice algo como “la poesía una vez escrita ya deja de tener autor, solo pasa a ser de todos y a la vez de ninguno” ¿Qué reflexionas tu sobre esta “propuesta”?

– El anhelo de todo artista de verdad es que su obra pase de lo particular a lo universal, porque es en ese punto en que la obra pasa a ser una pieza de arte. Por ello uno no puede permitirse “hacer terapia” con el arte, ya que la obra misma pierde todo su sentido y se convierte en un simple deshago. El arte es Arte cuando logra trascender, cuando al otro le significa y le provoca. Lograr que aquello que yo siento o percibo sea aquello que puede sentir o percibir cualquier persona en cualquier momento histórico y en cualquier lugar es traspasar las fronteras de tiempo y espacio, permitiendo que la realidad de un individuo refleje y sea la realidad de otro individuo.

– Alternando un poco más esta reunión, en donde nos hemos encontrado frente al presente, también al pasado. Es preciso conocer las posibles proyecciones que nos deparará lo que queda de nuestras vidas. En este sentido lo que sigue para Leonor Dinamarca Carrasco es…

– Estudiar, perfeccionarme, seguir creciendo. Para mí el camino recién comienza. Espero viajar, seguir con mis clases de Castellano en Enseñanza Media, volver a publicar poesía. Continuar con mis investigaciones que se han traducido en publicaciones, como los siguientes artículos de especialidad:

– LA EDUCACIÓN Y LOS JUEGOS DE ROL en: Revista de Humanidades y Ciencias Sociales “Contextos N° 5”. Año III, diciembre de 1999 de la Facultad de Historia Geografía y Letras de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación. Santiago de Chile impreso por LOM Editores.

– EL RECUERDO TRÁGICO EN LA LITERATURA CHILENA CONTEMPORÁNEA En: Revista de Humanidades y Ciencias Sociales “Contextos N° 8”, de la Facultad de Historia Geografía y Letras de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación. Santiago, Chile. Impreso por LOM Editores.

Seguir mi trabajo con BACHELOR, exponer mis pinturas y seguir siendo Yo aunque duela.

– ¿Y qué hay con lo que sigue tanto para el arte en planos más generales, como para el Metal y su proyección en el futuro?

– Continúo escribiendo para la revista Hidden Thruth: TENGO NOSTALGIA DE LOS THRASHER DE LA VIEJA ESCUELA En la revista: HIDDEN TRUTH N° 4, año 2002. Valdivia, Chile. QUIERO MÁS DEATH METAL HIDDEN TRUTH N° 5, año 2002. Valdivia, Chile. THRASHER O LOS PORTADORES DE LA LUZ HIDDEN TRUTH N° 5, año 2002. Valdivia, Chile. Y uno de estos artículos está disponible en www.satanas.cl Bueno, la despedida no será tan larga, menos penosa. Por que la verdad es que esta reunión recién comienza, solo los escenarios y motivos pueden cambiar. Quizás quien sabe, terminaremos conversando en otro bar y bebiendo vino en vez de cerveza. Pero seguro estoy que todo será tan encantador como siempre. Es por esto que para dar inicio al futuro que depara, obséquianos vuestras palabras, blasfemias y/o lo que desees decir. Quiero dar las gracias a Discordancia y en especial a Felipe Paredes por la posibilidad de mostrar una parte de mí en un medio de comunicación masivo. Además quiero agradecer a Cala y a mis amigos que me han soportado estoicamente durante todos estos años.

“Creo en la Sangre y el Pecado, En los ángeles caídos, En el fuego azul de cada infierno. Creo en el amor que me derrumba, En Lucifer que me gobierna, En la maldición de los recuerdos Y en la muerte eterna… Amén”

(Metáforas Negras) LUX IN TENEBRIS LUCET

Compartir

Entradas similares post

X

¡Sin comentarios aún!

Deja tu comentario, tus datos están seguros

Leave a Comment

X

Welcome to demons from another kingdoms