Maeror Demens (Selección de poemas)

X

Maeror Demens (Selección de poemas)


Ir a prólogo

libro5DÓNDE ENCONTRARÁS OTRA YO
Que sepa cómo encender tus gemidos
Provocar tus lágrimas
Desatar tu alma
Cegarte
Y ser la única visión
En el adentro y el afuera.
Dónde encontrarás otra Yo
Que desenrede tu pelo al borde de la cama
Que tapice tu ironía con poemas

Tu mal genio con sarcasmos
Tu cumpleaños con deseo.
Dónde encontrarás otra Yo
Que jamás pregunte
De dónde diablos vienes
Con las manos sucias
Con los ojos llenos de pecado
Con la piel ensangrentada por los golpes
Con el cerebro fragmentado por la duda
Dónde
Dónde
Dónde
Dónde encontrarás otra Yo
Que sepa callar y besar
Dónde encontrarás otra Yo
Que te espere sonriendo todas las tardes
De todos los días
De todos los años
Sabiendo que está en tu centro
Aún en la muerte
Más allá de del cerebro
Y de la radicalidad de tus palabras
Dónde mierda habrá otra
Que siendo tú te ame
Con la misma intensidad del primer día
Del primer beso
De la primera noche
Enredados en la misma sábana
En los mismos sueños
En el mismo aire intoxicado
Por los mismos besos
Dónde.

PARA QUÉ INSISTES EN PERDERTE EN LAS SOMBRA
Ángel portador de la luz…
Ni el propio Dios podría borrar
la provocativa luz
de tu mirada
Para qué insistes en envenenarte
con sudor ajeno
Y crucificarte en oscuros espacios de miserias
Tú eres y brillas
aún en la demencia
que te inventas
Brujo en la penumbra del caos
Hechicero en un mundo enfermo
Animal en cuerpo de hombre
Ángel con alas de miedo.
Tengo tus garras surcando mis brazos
Tu lengua asfixiando el recuerdo
Tus dientes desgarrando mi alma
Tus manos camino al infierno
Portador de locura indecible
Demente entre tantos soberbios
Demonio
Profeta
Luzbel
…mi otro yo y mi veneno.

“TODAS LAS MENTIRAS DEL MUNDO”

Diez años botados al tacho de la basura;
para descubrir
“recién”
la incompatibilidad.
Para comprender que no signifiqué nada.
Diez años
usándome,
hasta que fui insoportable en cuerpo
y alma;
porque yo transé,
yo asumí mil costos y dije…
me la jugaré igual…
pero tú… no contabas con eso.
Absurdamente enamorada.
Absurdamente fiel.
Para quedar igual de sola,
igual de triste.
Me arrepiento
de haber pronunciado tu nombre,
de haber vivido esta mentira del día a día,
soñando con que era tuya para siempre…
Me arrepiento,
de haber cerrado todas las puertas y ventanas
que tenía en mis manos…
porque ahora no tengo a donde correr,
ni tengo con quien llorar.
Me arrepiento de ser tan poca cosa
para cualquier hombre.
Una vez más no tuve un beso de despedida,
ni un te amo sincero,
ni unos ojos mirándome con la verdad.
Una vez más me quedé llorando como imbécil,
aturdida por el sol…
sin que nadie recogiera mis lágrimas.
Ahora sí he dejado de soñar.
Me he topado con la vida infame,
con el verdadero desamor,
con el engaño,
con la muerte que nunca llega.
Quiero olvidarme de tu piel maldita,
de tus besos que me saben a hiel,
de tu voz que lleva al suicidio;
con cualquiera… con el primero que aparezca.
Quiero que me besen otros labios,
entregarme a otros cuerpos,
oír otras voces
en la inmensidad de este invierno.
Ni siquiera me dejaste dignidad para ser amada
por otro,
por otra.
Quién va a querer este montón de huesos usados por ti;
este cerebro infectado por tu cobardía;
este corazón que secaste de puro gusto.
¿Quién me va a querer ahora?
Si fui arrojada del infierno vestida de harapos, manchada con la suciedad de tus deseos.
Estoy sucia,
asqueada de mí.
Nadie podrá purificarme.
Nadie querrá verme manchada por tus besos.
Te odio porque jamás podré soñar
esperando
tu regreso.
Todas las mentiras del mundo…

para esta vida mía que detesto.

Compartir

Entradas similares post

X

¡Sin comentarios aún!

Deja tu comentario, tus datos están seguros

Leave a Comment

X

Welcome to demons from another kingdoms